RUSIA SE LLENA DE NIEVE NARANJA

La arena y el polvo del Sáhara han llegado hasta el este de Europa dejando estampas sorprendentes. ¿Cómo se produce este fenómeno?

Parece algo imposible, pero en los últimos días Rusia está cerca de parecer un desierto, concretamente el Sáhara. Un curioso fenómeno, que según los meteorólogos se produce una vez cada cinco años, ha dejado imágenes espectaculares en el este de Europa. La nieve se ha teñido de una capa naranja que no es otra cosa que polvo y arena procedente del norte de África. Las montañas rusas dejan estos días estampas muy peculiares, que bien podrían parecer sacadas de Marte.

Una tormenta de arena del Sáhara provocó que las partículas llegaran hasta tierras rusas, cambiando así el color blanco de la nieve por uno anaranjado que sorprendió a esquiadores y demás visitantes que esperaban encontrarse una imagen muy diferente. La tormenta se abrió paso a través de Grecia hasta llegar a Rusia. El fenómeno pudo verse desde el espacio. Los fuertes vientos de más de 100 kilómetros por hora han provocado que las partículas hayan llegado a varias zonas de Europa con una intensidad superior a la de otros años. El polvo y la arena han caído en forma de precipitaciones en Rusia, Grecia, Bulgaria y Rumanía. Las lluvias arrastran el polvo y la arena hasta la superficie. Según la NASA, “A medida que la arena se eleva a los niveles superiores de la atmósfera, se distribuye a otros lugares”. Así es cómo se explica que las partículas hayan podido alejarse tanto del norte de África. Para ver tal cantidad de nieve naranja sobre tierras europeas hay que remontarse a 2007, cuando este fenómeno afectó a Siberia.

Un espectacular fenómeno que es poco frecuente pero no extraño. Pese a ello todos los que se encontraron con la nieve anaranjado no dudaron en compartir su asombro en las redes sociales.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.