UN PERIÓDICO VATICINÓ HACE 106 AÑOS EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Las predicciones del periódico neozelandés “Rodney and Otamatea Times” se han convertido en realidad más de un siglo después de su publicación.

El 14 de agosto de 1912 los lectores de un pequeño periódico de Nueva Zelanda leyeron una noticia curiosa dentro de la sección “notas científicas”. El texto, de apenas 200 palabras, auguraba un futuro en el que el las emisiones de carbono provocarían un aumento de las temperaturas que hoy conocemos como cambio climático. El periódico advertía que en ese momento se quemaban 2.000 millones de toneladas de carbón al año. “Cuando esto se quema, uniéndose al oxígeno, añade 7.000 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera anualmente.” Con el paso del tiempo este dióxido de carbono provocará “un aumento de la temperatura de la tierra” que será efectivo “en unos pocos siglos.”

Los neozelandeses previeron así los efectos que la revolución industrial estaban teniendo en el planeta y cómo nos afectaría cuando ya llevaba medio siglo implementada. Sin embargo, no fueron los únicos ni los primeros en hacer esa apreciación. En marzo de 1912 la revista Popular Mechanics dedicó un extenso reportaje a las variaciones en la temperatura de la tierra y la influencia de los combustibles en el clima.

El artículo, llamado curiosamente: “El asombroso tiempo en 1911: los efectos de la combustión del carbón en el clima, qué pueden predecir los científicos para el futuro”, explica que, si bien la tierra pasa por diferentes ciclos térmicos y “mientras que el calor que calienta la Tierra viene del Sol, el clima depende fundamentalmente de la atmósfera terrestre”. Es entonces cuando, según el científico sueco Arrhenius, “la tierra ha tenido un clima cálido cuando el volumen de dióxido de carbono en el aire era alto”. Antes de la revolución industrial y de la quema del carbón para hacer combustibles, la tierra ya producía dióxido de carbono, que era absorbido por las plantas y el océano. Pero ante las grandes cantidades de dióxido de carbono generadas por los inventos del hombre, “el océano es demasiado lento” en sus tareas de limpieza.

Lo que no podían predecir los textos de 1912 era la cantidad de CO2 que generaría el hombre tan solo un siglo después. Si en 1912 la atmósfera terrestre tenía 1,500.000.000.000 toneladas de CO2, en 2017 el planeta batió un nuevo récord de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera superando las 400 partes por millón y solo un año antes consumió más de 5.300 millones de toneladas métricas de carbón.

Las consecuencias de la alta concentración de dióxido de carbono se están empezando a notar. La temperatura del agua ha subido varios grados y ha empezado el deshielo de glaciares en el Ártico. El clima se está volviendo más cálido y extremo, provocando una desaparición gradual de las estaciones y causando problemas de salud a millones de personas. Una conversación que parece nueva y de la que sin embargo se empezó a hablar hace más de un siglo en la otra cara del mundo.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.