VUELVEN LAS PERSEIDAS, GUÍA PARA DISFRUTAR DE LAS LÁGRIMAS DE SAN LORENZO

No hace falta un instrumento óptico ni ser el más inteligente para ver la lluvia de estrellas más popular del verano.

Se dice que cuando San Lorenzo fue martirizado en la parrilla el 10 de agosto del año 258 por orden del emperador Valeriano, sus lágrimas se convirtieron en estrellas que caen cada año en la tierra para recordar su sacrificio. Y es que cada año, en las noches del 10 al 13 de agosto, el cielo se llena de estrellas fugaces para deleite de millones de personas.

Su nombre de Perseidas se debe a la constelación de Perseo, el hijo de Zeus y de la mortal Dánae (a la que habría seducido convertido en una lluvia de estrellas doradas). 

Las Perseidas o lágrimas de San Lorenzo son en realidad partículas provenientes del cometa 109P/Swift-Tuttle. Este cometa, que fue descubierto el 19 de julio de 1862 y se le conoce como el más peligroso objeto conocido por la humanidad” por el daño que podría causar si colisionara contra la Tierra. En su órbita, el cometa deja un rastro de fragmentos, que son los mismos que la Tierra atrae cuando la órbita del planeta se cruza con la del cometa. Al llegar a la atmósfera terrestre, los trozos de meteoro comienzan un proceso de desintegración que les hace estallar en llamas, dibujando en el cielo las imágenes que identificamos como la de una estrella fugaz.

Este año la lluvia de estrellas se podrá disfrutar de una forma “excelente” en España gracias a que la Luna nueva será el 11 de agosto, garantizando un cielo de total oscuridad. El mejor momento para verlas será entre las 22.00h de este domingo y las 10.00h del lunes. En ese momento habrá entre 60 y 70 fogonazos por minuto que podrán superar los 50 kilómetros por segundo. Para poder ver las lágrimas de San Lorenzo no es necesario tener ningún equipo de imagen especial. El Instituto Geográfico Nacional recomienda evitar la utilización de “instrumentos ópticos” que limiten el campo de visión como pueden ser prismáticos o telescopios. Es importante, sin embargo, verlas desde un lugar oscuro con poca contaminación lumínica que pueda ensombrecer el brillo de los meteoros. Lo más cómodo es tumbarse y esperar a que la vista se acostumbre a la oscuridad dirigiéndola en dirección opuesta a la posición de la Luna o de cualquier punto luminoso.

Aunque parecen venir de la constelación de Perseo, las Perseidas pueden verse en cualquier parte del cielo del hemisferio norte, una vez que la constelación de Perseo haya aparecido en el cielo (pues en este punto es cuando la Tierra entra en la órbita del cometa). Para poder saber dónde está Perseo y si ha aparecido ya se puede usar una aplicación como Sky Map o Star Walk, que dibujan el mapa del cielo en el teléfono.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.