JULIA ROBERTS EN 9 PELÍCULAS

La actriz británica nunca imaginó que llegaría a ser la actriz más popular de Estados Unidos, pero su larga carrera llena de éxitos dice lo contrario.

 Nacida en Georgia, estudió periodismo, aunque gracias a su hermano cambió su profesión por la actuación. Ahora cuenta con un Óscar, tres Globos de Oro y un BAFTA por sus interpretaciones en “Erin Brockovitch”, “Pretty Woman” y “Magnolias de acero” y ha participado en medio centenar de películas. Repasamos los mejores trabajos de su carrera.

Mystic Pizza (1988)

El primer gran éxito de una jovencísima Julia Roberts (21 años) ya dejaba entrever algunos de los rasgos claves de su actuación: su encanto despreocupado, su ingenuidad y su capacidad para valerse por sí misma. La cinta es un clásico de las películas de adolescentes entrando en la edad adulta que tanto éxito tuvieron en los 80 y 90: tres jóvenes pasan el último verano antes de empezar la universidad trabajando en una pizzería mientras se buscan a sí mismas.

Pretty Woman (1990)

Julia Roberts se convirtió en estrella en esta comedia romántica que hizo los sueños de todas las niñas y adolescentes durante varias décadas. Su personaje, aparentemente fácil de interpretar, es extremadamente complejo: Vivian es una soñadora con los pies en la tierra, vulgar y entrañable capaz de enamorar no solo a Richard Gere sino a todos los espectadores. Roberts triunfa además gracias a su naturalidad y normalidad; su belleza es humana, su humanidad es reconocible y podría ser tu vecina, tu prima o tu hermana.

Durmiendo con su enemigo (1991)

Solo un año después de enamorar a Estados Unidos con “Pretty Woman”, Roberts presentó este thriller psicológico que denuncia los malos tratos y las conductas abusivas por parte de los hombres. La dulce Julia Roberts tendrá que escapar de un marido maltratador y tratará de buscar una nueva vida lejos de él. Podrás comprobarlo este sábado a las 15.00h.

La boda de mi mejor amigo (1997)

Amigos durante toda la vida, Julianne y Michael nunca han sido novios porque nunca se han atrevido a decirse lo mucho que se querían. Ahora él va a casarse con otra y Julianne está dispuesta a ganar, a toda costa, el amor de Michael.

Lo brillante de esta comedia romántica está no solo en su final que da un giro a las películas de este género, sino también en el hecho de que la “rival” de la protagonista no es una mala persona, ni un personaje creado para ser odiado por el espectador. Kimberly, la prometida de Michael, es una mujer dulce, encantadora, inocente y muy enamorada que intentará por todos los medios llevarse bien con el personaje de Julia Roberts y que enamorará a la audiencia del mismo modo que enamora a Dermot Mulroney.

Quédate a mi lado (1998)

En su carrera, Julia Roberts intercalará en no pocas ocasiones, comedias románticas que la convertirán en la novia de américa, con grandes dramas como este en el que comparte pantalla con Susan Sarandon. Roberts es la nueva pareja del exmarido de Susan Sarandon. Las dos mujeres tendrán que aprender a convivir cuando al personaje de Sarandon le detecten cáncer y el personaje de Julia deba empezar a hacerse cargo de la educación de los niños.

Ambas actrices están soberbias en sus interpretaciones, con Roberts asumiendo un papel más adulto y maternal en su carrera sin cerrar la puerta a los personajes relajados y juveniles que interpreta en sus exitosas comedias románticas.

Notting Hill (1999)

Dos estrellas de cine en pleno auge se juntaron para hacer otra comedia romántica de visionado obligado para los amantes del amor: Hugh Grant y Julia Roberts. La sonrisa y naturalidad de Roberts se equilibran a la perfección con la actuación nerviosa, algo torpe y neurótica de Hugh Grant.

En la película él se convierte en el dueño de una librería de libros de viaje algo neurótico que vive en el barrio londinense de Notting Hill y una gran estrella de cine estadounidense que se enamoran demostrando que al final, en las cosas del amor todo se reduce a “una chica, delante de un chico, pidiendo que le quieran”.

Erin Brockovich (2000)

El primer y único Óscar de Julia Roberts como mejor actriz protagonista lo ganó por interpretar a esta madre coraje. Basada en una historia real, la película cuenta la lucha de una madre soltera contra una gran corporación farmacéutica estadounidense culpable de contaminar las aguas de un pequeño pueblo enfermando a sus habitantes. La actuación de Roberts, mostrando en todo momento los desafíos emocionales a los que se enfrenta Brockovich en su búsqueda de la justicia sin dejar de lado la responsabilidad que supone criar a tres hijos fue ampliamente alabada. Su sonrisa inocente se transforma en una determinación capaz de ganar a un gran gigante.

Agosto (2013)

Un reparto formado por algunas de las mejores actrices de cine de los últimos años y encabezado por una Meryl Streep pletórica. “Agosto” es la historia de una familia en la que las riñas, las medias verdades y los rencores han ido separando a sus miembros, que se vuelven a juntar en un caluroso mes de agosto en Oklahoma tras la desaparición del patriarca. Roberts se transforma en la hija mayor, la que intenta mantener una vida perfecta ante todos mientras su propio mundo se desmorona y cuya interpretación le valió la nominación a los Premios Óscar como mejor actriz de reparto.

Wonder (2018)

Roberts vuelve a ser una madre, pero en esta ocasión amable, afable y comprensiva cuyo hijo, Auggie, sufre el síndrome de Treatcher Collins. Su química con Owen Wilson, quien interpreta al padre del menor, llena de ternura la pantalla al tiempo que enseña sobre la importancia de aceptar al otro.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.