NADAL VUELVE A SER EL REY

Por décimo primera vez, Rafa Nadal se ha hecho con el Roland Garros. El mallorquín ha vuelto a reinar en tierra batida en una final contra Dominic Thiem en la que se ha impuesto 6-4, 6-3 y 6-2.

Con esta victoria, el tenista de Manacort se anota once títulos Roland Garros, igualando así el récord de Margaret Court, y se queda a sólo tres victorias de los veinte triunfos en Grand Slam obtenidos por Federer. Una cifra que por el momento a Nadal parece no importarle. “Dejadme disfrutar de este. No puedo estar siempre pensando en más” contestaba a los periodistas que en la sala de prensa le preguntaban si igualaría la gesta de su amigo y rival Robert Federer.

Un tirón que asustó a los presentes

Durante el partido en uno de los momentos más emocionantes, Nadal torció el gesto. Había sufrido un calambre en el brazo izquierdo que le obligó a rasgarse las vendas y continuar. Ya con la victoria en la mano, Rafa Nadal hablaba así sobre el percance. “Me asusté porque apenas podía mover la mano, debió de ser porque las vendas en mis muñecas ejercían demasiada presión y no dejaban circular bien la sangre. Luego, cuando me las quité todo fue mejor. No me hubiese ido de la pista en ningún caso. Tenía dos sets de margen y habría seguido del modo que fuera”, explicaba el mallorquín.

Su receta para el éxito

Rafa Nadal tiene claro cuál es la clave para seguir triunfando y disfrutando en la pista “el deporte es simple- explicaba- hay que ir a jugar o a entrenar con más ilusión de lo que lo hacías antes”. Si uno no tiene la idea de mejorar pierde todo el sentido”.
Preguntado sobre si se veía ganando el Roland Garros por décimo primera vez, el tenista español lo tiene claro. “Si me dicen hace seis o siete años que ahora estaría aquí, tras haber ganado el torneo por undécima vez, le hubiese respondido que era imposible”. Finalmente, sobre si estará o no en Wimbledon, la respuesta está en el aire “es el momento de ver cómo me encuentro”. Sea como sea, felicidades Rafa.

 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.