DOS PERSONAS EXPUESTAS A UNA “SUSTANCIA DESCONOCIDA” EN REINO UNIDO

Las víctimas fueron intoxicadas el pasado sábado muy cerca del lugar en el que el exespía ruso Sergéi Skripal y su hija fueron envenenados.

 

 

La policía británica está investigando la intoxicación de un hombre y una mujer el pasado sábado tras ser expuestos a una “sustancia desconocida”. Las víctimas, un hombre y una mujer de unos 40 años, están “siendo tratadas por una presunta exposición a una sustancia desconocida en el hospital de Salisbury”, tal y como ha precisado la policía del condado de Wilthsire, encargada del caso en colaboración con la unidad antiterrorista británica.

Ambos permanecen en estado grave en el hospital Salisbury District Hospital, en Wilrshire, a donde fueron enviados tras haber sido encontrados inconscientes en una propiedad de Muggleton Road el sábado por la noche. Las autoridades sanitarias no consideran que exista un “riesgo sanitario significativo” para el público general, aunque advierten que la situación será “continuamente evaluada” en función de las informaciones que reciban.

Al igual que pasó con el caso de Skripal, la policía trabajó en un primer momento con la hipótesis de una contaminación vinculada con el consumo de drogas, pero pidió exámenes adicionales “para establecer la naturaleza de la sustancia que hizo enfermar a estos pacientes” y no descarta por ello ninguna hipótesis.

El caso recuerda al del exespía ruso y su hija. Ambos fueron hallados inconscientes el pasado 4 de marzo en Salisbury y tras varias pruebas, las autoridades pudieron determinar que habían sido envenenados con el agente nervioso Novichok, de fabricación rusa. El incidente abrió una brecha diplomática entre Londres y Moscú que aún no se ha cerrado.

El Gobierno británico acusó directamente a Moscú del envenenamiento y provocó la expulsión de varios diplomáticos rusos de la isla anglosajona y desencadenó una reacción similar en sus principales aliados occidentales. Serguéi Skripal cumplió condena por “alta traición en forma de espionaje” por pasar información al MI6 sobre agentes rusos y tras su liberación fue acogido en Reino Unido. Allí fue envenenado con su hija, que se encontraba visitándole. Ambos tuvieron que estar varias semanas internados antes de recibir el alta médica.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.