ISRAEL SUSPENDE EL IMPUESTO QUE PROVOCÓ EL CIERRE DEL SANTO SEPULCRO

Israel ha echado marcha atrás y ha anunciado la suspensión de la recaudación de tasas municipales a los inmuebles de las iglesias cristianas en Jerusalén que provocó el cierre del Santo Sepulcro.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahy y el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, se han reunido “con las partes relevantes” para poner fin a las medidas fiscales contra los contra los bienes de las iglesias y su expropiación siempre y cuando no sean lugares dedicados al culto. La decisión se ha tomado después de que la Iglesia del Santo Sepulcro, el lugar en el que se dio sepultura a Jesucristo, fuera cerrado a modo de protesta.

“La alcaldía de Jerusalén está suspendiendo las acciones de recaudación que había llevado a cabo en semanas recientes”, ha asegurado el comunicado oficial difundido por la oficina de prensa del gobierno. Sin embargo, esto no va a suponer la reapertura inmediata del centro. A pesar de las protestas de centenares de fieles, que llevan días pidiendo que se abran las puertas de uno de los lugares más importantes de la cristiandad, fuentes del Patriarcado Griego Ortodoxo (el que congrega el mayor número de fieles cristianos en Tierra Santa) han explicado que el templo no volverá a la normalidad hasta que no se retiren las medidas legales y fiscales de forma definitiva.

Los representantes cristianos han denunciado durante estos días un “ataque contra la presencia cristiana en Tierra Santa” por parte del gobierno israelí.

El Gobierno de Netanyahu había puesto en marcha un proyecto de ley que permitía al Estado expropiar las tierras cedidas o vendidas a partir de 2010 por las iglesias para cubrir la deuda que según el alcalde de Jerusalén, tienen con los gobiernos municipales. En esta semana habían ordenado congelar cuentas y bienes de la Iglesia tras acusarles de no pagar el IBI.

Las diferentes confesiones religiosas han defendido que en Jerusalén siempre ha regido un statu quo sobre las propiedades de la Iglesia, nacido desde la era de los Cruzados y el Imperio Otomano. “Nos han bloqueado las cuentas bancarias. Quieren asfixiar a las iglesias porque somos los encargados de mantener la presencia cristiana en Jerusalén”, han explicado.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.