LA COMUNIDAD INTERNACIONAL RECHAZA LA VICTORIA DE MADURO

La reelección de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela no está bien vista por gran parte de la comunidad internacional. 6 países no reconocen el resultado y plantean sanciones.

Nicolás Maduro se alzó victorioso en las elecciones presidenciales de Venezuela, pero lo hizo en un ambiente cargado de polémica, con la oposición denunciando irregularidades y con datos de participación muy cuestionables. La abstención de los comicios fue la más alta de la historia de las presidenciales venezolanas, con un porcentaje del 46%.

Ahora, más allá de las voces que se alzan contra su régimen dentro de Venezuela, Maduro se encuentra con el rechazo de la comunidad internacional. Desde el G20, seis países no reconocen la victoria de Nicolás Maduro y plantean posibles sanciones económicas. Estados Unidos, las principales potencias de América Latina y varios países europeos condenaron la victoria del presidente venezolano.

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, aseguró que su país califica el resultado electoral como una “farsa”: Los resultados ilegítimos de este falso proceso electoral son un golpe más para la orgullosa tradición democrática de Venezuela". Además, Donald Trump, presidente de EE.UU. firmó una Orden Ejecutiva para aplicar nuevas sanciones contra el régimen chavista.

Por otro lado, la Unión Europea, que ya había marcado las condiciones necesarias para que se reconociera el resultado de los comicios, también ha mostrado su rechazo a la victoria de Maduro. Los países europeos consideraban que deberían participar todas las fuerzas políticas venezolanas y que existiera una composición plural de la autoridad electoral.

De igual forma, los 14 países latinoamericanos que componen el Grupo de Lima acordaron, tras reunirse con sus respectivos embajadores, que se redujeran las relaciones diplomáticas con el gobierno de Nicolás Maduro. Afirman que los comicios no cumplieron con los valores de un proceso “democrático, libre, justo y transparente”.

Por su parte el gobierno español anunció que “estudiará junto a sus socios europeos la adopción de medidas oportunas” e insistió en las “graves irregularidades” denunciadas por la oposición venezolana.

Maduro se encuentra por tanto no solo ante el rechazo de una parte del país que preside, sino también ante el rechazo mayoritario de la comunidad internacional.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.