LA DIMISIÓN DE BORIS JOHNSON PRECIPITA LA CRISIS EN EL GOBIERNO DE THERESA MAY

El secretario de Asuntos Exteriores ha presentado su dimisión horas después de que lo hiciera el ministro del Brexit.

El Gobierno de Theresa May se encuentra en un punto crítico tras la renuncia, en apenas 48 horas, de dos de los miembros del ala dura del Brexit. El secretario de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, ha seguido la estela iniciada por David Davis y ha presentado su renuncia en desacuerdo al plan de Theresa May para “suavizar” el Brexit. Su sustituto será Jeremy Hunt, es titular de la cartera de Sanidad y defensor de la permanencia del Reino Unido en Inglaterra.

“La primera ministra agradece a Boris por su trabajo”, decía el escueto anuncio emitido por Downing Steet” en un intento por aplacar la crisis que se cierne sobre su Gobierno. Este lunes May trató de dar una apariencia de normalidad y agradeció ante el Parlamento la “pasión” demostrada por Johnson y Davis en defensa de “una Gran Bretaña global”.

En su carta de dimisión, Johnson asegura que el plan de la primera ministra equivale a “un semi-Brexit” en el que Reino Unido no tendría ningún poder y se quedaría “en un estatus parecido al de una colonia”. Asegura que tras el plan de 12 puntos anunciado por May y la posterior dimisión de Davis estuvo todo el fin de semana intentando buscar una forma de digerir el plan, algo que finalmente no ha sido posible. “Como no puedo defender esta propuesta con mi conciencia, he llegado a la triste conclusión de que me tengo que marchar”.

El exsecretario era uno de los mayores defensores de un Brexit duro en el que se cortaran todos los lazos con Bruselas, algo con lo que May no parece estar de acuerdo y de lo que Johnson se lamenta. “Parece que hemos ido incluso hacia atrás en el último año, y parece que estamos dispuestos a que partes de la economía británica sigan atrapadas dentro del sistema de la UE, y sin ningún tipo de control para el Reino Unido”.

Con su salida se dispara la probabilidad de que May acabe enfrentándose a una moción de censura, algo con lo que ya amenazaron los “tories” más radicales. Ante esa posibilidad, May quiso lanzar una dura advertencia a los diputados: “Si no somos capaces de tirar juntos del carro del Brexit, corremos el riesgo de ver a Jeremy Corbyn como primer ministro”.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.