NUEVA DENUNCIA POR ACOSO SEXUAL CONTRA EL CANDIDATO DE TRUMP AL SUPREMO

Una nueva mujer se une a Christine Blasey Ford y acusa a Brett Kavanaugh de abuso sexual.

El candidato de Donald Trump a juez del Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, se enfrenta a una segunda acusación de abuso sexual ocurrida durante sus años de estudiante, tal y como ha publicado este domingo la revista The New Yorker. Debora Ramírez asegura que sufrió acoso por parte de Kavanaugh cuando este estaba en primer año de carrera en Yale.

La mujer, de 53 años, afirma que Kavanaugh se quitó la ropa, borracho, durante una fiesta en una residencia de estudiantes. Después le puso sus genitales en la cara y le hizo tocarlos sin su consentimiento mientras ella trataba de quitárselo de encima.

Esta acusación llega un mes después de que otra mujer, Christine Blasey Ford, denunciara que el juez intentó violarla durante una fiesta preuniversitaria ocurrida en 1982.

En una declaración proporcionada por la Casa Blanca, Kavanaugh ha negado que los abusos denunciados por Ramírez hayan sucedido alguna vez.

“Este supuesto evento de hace 35 años no sucedió. Las personas que me conocían entonces saben que esto no sucedió, y lo han dicho. Esto es una difamación, clara y simple”, ha dicho.

Kavanaugh está llamado a declarar junto con Ford ante el comité del Senado, que debe decidir sobre la incorporación del juez al Tribunal Supremo, con carácter vitalicio, a propuesta de Trump. “Espero que testificar el jueves sobre la verdad, y defendiendo mi buen nombre, y la reputación de carácter e integridad que he construido a lo largo de mi vida, contra estas acusaciones de último momento”, ha reiterado.

Con una trayectoria marcada por el conservadurismo de ala dura, de ser elegido sustituiría a otro juez más moderado, especialmente en temas sociales, Anthony Kennedy, con lo que se inclinaría a la derecha la balanza de la más alta instancia judicial.

La sombra de la sospecha contra el magistrado podría poner en peligro su designación si algunos de los senadores republicanos más moderados deciden votar en su contra. O podrían también retrasarla hasta después de las elecciones legislativas del 6 de noviembre, con el peligro de perder los republicanos la mayoría en el Senado (donde es de apenas dos puntos) y congelar así las esperanzas de Kavanaugh de forma indefinida.

Kavanaguh está dispuesto a demostrar su inocencia y para ello planea mostrar a los senadores los calendarios que conserva del año 1982 y en los que no aparece ninguna fiesta del tipo de las que describe Ford.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.