PAKISTÁN ABSUELVE Y LIBERA A ASIA BIBI

El Tribunal pakistaní absolvió a la mujer cristiana condenada a muerte por un delito de blasfemia contra el islam.

Asia Bibi quedará en libertad. Así lo ha confirmado el presidente del Tribunal Supremo de Pakistán, Saquib Nisar, quien ha explicado que los tres magistrados encargados de revisar el caso han concluido que la mujer fue acusada “falsamente” por dos mujeres con la ayuda de un clérigo local, basándose “en material contradictorio y declaraciones inconsistentes de los testigos” que “ponen en duda en la versión de la acusación”.

Se pone así fin a un calvario que ha durado 10 años para Asia Bibi. Bibi, madre de cinco hijos, fue denunciada en 2009 por varias mujeres que aseguraron que había insultado al islam durante una discusión en un pozo de agua tras beber del mismo caldero que ellas (algo prohibido para los cristianos, que son considerados seres impuros) y fue sentenciada a muerte en 2010 por blasfemias contra el profeta Mahoma. La confesión de Bibi “no fue voluntaria sino resultado de la coacción y una presión indebida cuando la acusada fue traída por la fuerza ante los demandantes en una reunión en la que se amenazaba con matarla”, han escrito los jueces.

“No puedo creerlo, ¿de verdad me van a dejar en libertad?” ha dicho Asia Bibi en una llamada con AFP tras oír la noticia. “No me lo puedo creer”, afirmó. Su hija, Eisham Ashiq ha relatado que este “es el mejor momento de mi vida. Estoy agradecida a Dios por haber escuchado nuestras oraciones”.

El caso de Asia Bibi se convirtió en noticia internacional cuando el Papa Benedicto XVI pidió públicamente en 2010 que fuera liberada y se retiraran los cargos que había contra ella. Algo que no gustó a los grupos extremistas islámicos, que pusieron precio a la cabeza de Bibi y provocaron el asesinato de dos abogados que intentaron defenderla.

La principal prioridad de sus abogados ahora mismo es conseguir sacarla del país para evitar que sea asesinada nada más salir de prisión, especialmente después de que Lal Masjid, una de las mezquitas principales de la capital, haya realizado una petición ante la Corte Suprema de Islamabad para incluir el nombre de Bibi en la lista de viajeros que tienen prohibido volar y evitar así que pueda salir del país.

Bibi es la primera mujer cristiana en ser sentenciada a muerte bajo la ley de blasfemia pakistaní, sin embargo, no es la única persona en sufrir las consecuencias de esta terrible ley. Como explicaba Josué Villalón, miembro del Departamento de Comunicación de Ayuda a la Iglesia Necesitada en “Periferias”, “Como el de Asia Bibi hay 1.000 casos más en Pakistán”. En este país, “los cristianos están siendo el objetivo de denuncias falsas” de vecinos que tienen vendettas personales con los acusados o tienen una versión pervertida del islam.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.