PUTIN ASUME SU CUARTO MANDATO

Vladímir Putin ha tomado posesión de su cuarto mandato como presidente de Rusia en uno de los momentos más dulces de su popularidad.

 

18 años, ese es el tiempo que Vladímir Putin lleva en el poder en Rusia y que se va a prorrogar al menos otros seis años. El presidente federal ha tomado posesión de su cargo con su popularidad casi intacta a pesar de las tensiones que tiene con Occidente.

La ceremonia arrancaba a las 12 en punto, tras el repicar de las campanas, en la sala San Andrés del Gran Palacio del Kremlin. Hasta allí ha llegado Putin en una limusina de fabricación rusa estrenada precisamente para la ocasión y allí ha jurado su cargo ante 6.000 invitados, a los que les ha querido adelantar las claves de su mandato.

“Rusia es para la gente. Ese debe ser el centro de nuestra política” ha explicado. “Considero mi deber y el sentido de mi vida hacer todo por Rusia, por su presente y futuro, de paz y profesor; por cuidar de nuestro gran pueblo y de su desarrollo, por el bienestar en cada familia rusa”.

Entre los presentes se encontraba el primer ministro Dmitri Medvédev quien, tras presentar su dimisión con todo el Ejecutivo tal y como marca la Constitución, ha sido de nuevo propuesto por Putin para encabezar el Gobierno. Su candidatura será presumiblemente aprobada mañana por la Duma (la cámara baja del Parlamento), controlada por el partido oficialista Rusia Unida.

De este modo se repite el equipo que ha dirigido el país durante la última década aunque con los roles cambiados. Entre 2008 y 2012 fue Medvédev quien ostentó el cargo de Presidente y Putin el de jefe de Gobierno.

Putin recibió el pasado 18 de marzo el mayor respaldo popular desde su llegada al poder en 1999 con un 76.69% de los votos aunque con una participación del 60%, más baja que la de los anteriores comicios.

Los observadores internacionales no denunciaron grandes irregularidades en las elecciones aunque sí la ausencia de una competencia real, ya que la oposición extraparlamentaria, representada por el abogado y bloguero Alexéi Navalni, no pudo concurrir.

Curiosamente, en su discuros Putin calificó la victoria electoral como “un enorme capital político y sólido soporte moral” y agradeció a la ciudadanía rusa su unidad y confianza en que “mucho puede cambiarse para mejorar”.

“Gracias por el nivel de apoyo sincero que ustedes, ciudadanos de Rusia, me bridaron en las elecciones presidenciales”, añadió.

Este será el último mandato para Putin, salvo que se reforme la Constitución. La ley rusa prohíbe encadenar más de dos mandatos consecutivos por lo que en 2024 Putin debería abandonar el poder. El propio presidente descartó la posibilidad de perpetuarse en el poder eternamente.

“Deben estar bromeando, ¿qué debo hacer? ¿Quedarme aquí hasta los cien años? Nada de eso”, dijo a los periodistas.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.