TRUMP AMPLÍA SU VETO A VENEZUELA Y COREA DEL NORTE

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, continúa con su hoja de ruta proteccionista y ha ampliado para ello el veto migratorio aprobado este verano.  Trump aprovechó la expiración de su último veto para ampliar la medida con carácter indefinido e incluir en la lista tres nuevos países con los que su administración mantiene tensas relaciones.

Los ciudadanos que viajen desde Chad, Corea del Norte y Venezuela tendrán las mismas dificultades para llegar a Estados Unidos que aquellos que lleguen desde Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen y no tengan un vínculo fiable con “una persona o entidad de EEUU”. La idea de Trump es “hacer América más segura”, algo que critican desde muchos ámbitos de la sociedad estadounidense.

La nueva orden entrará en vigor el 18 de octubre y la lista de países afectados por el veto se revisará cada 100 días donde se decidirá si un país ha mejorado los “problemas detectados” y es posible un tráfico seguro de sus pasajeros.

Para la elección de los países incluidos en esta lista negra, la Casa Blanca ha empleado un triple criterio: el riesgo que entrañan para la seguridad nacional estadounidense, la fiabilidad de los documentos de identidad de los pasajeros y la fluidez en el intercambio de información sobre sospechas terroristas. Sin embargo, al contrario que en el anterior veto, en esta ocasión cada país es tratado de forma diferenciada. En Venezuela por ejemplo, las restricciones se centran en los funcionarios del Gobierno, permitiendo a los ciudadanos un paso casi normal al país norteamericano.

El veto a Corea del Norte era algo previsible tras los últimos ataques entre Donald Trump y Kim Jong-Un. Trump amenazó la semana pasada con tomar medidas contra Corea del Norte destruyéndola si fuera necesario a menos que la ONU parase los pies a Kim Jong-Un. El líder norcoreano contraatacó con un encendido comunicado en el que llamaba a Trump “viejo chocho” y avisaba con “domesticarle con fuego”.

El pasado veto impuesto por Donald Trump estuvo vigente durante 90 días y fue frenado dos veces por los jueces de primera instancia obligando al Tribunal Supremo a intervenir y al presidente de Estados Unidos a rebajar sus exigencias.

El proyecto fue acusado además de islamófobo puesto que los países incluidos eran de mayoría musulmana algo que la administración Trump intentó disfrazar aludiendo a que estos países eran “proclives al terror”.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.