TRUMP CREA POLÉMICA AL RECONOCER A JERUSALÉN COMO CAPITAL DE ISRAEL

Donald Trump ordenó este martes el traslado de la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, abriendo una brecha política con el resto del mundo.

El Presidente de los Estados Unidos ha reconocido oficialmente a Jeruslaén como capital de Israel, una medida que rompe con la posición de neutralidad ante el conflicto entre judíos y palestinos y pone en peligro las negociaciones de paz entre ambas naciones en Oriente Medio.

Trump justificó su decisión alegando que “Israel es una nación soberana” como ratifican el hecho de que su Gobierno, Parlamento y Tribunal Supremo se encuentren en Jerusalén. Este es un gesto más del Presidente Estadounidense hacia Israel y su presidente, Benjamin Netanyahu.

El primer gesto del mandatario estadounidense será el de trasladar la embajada a Jerusalén. El proceso, que puede llevar años, es para Trump “un tributo magnífico a la paz” y cumple lo ordenado por el Congreso en 1995 aunque ninguno de sus predecesores se atreviera a cumplirlo.

El analista de seguridad y terrorismo del Observatorio de Seguridad Internacional, Chema Gil, ha advertido en ‘Herrera en COPE’ que la decisión del Presidente de Estados Unidos es un “disparate que podría abrir una espita de consecuencias impredecibles”, al tiempo que ha explicado que con esta decisión “unilateral”, Estados Unidos “pierde su papel como mediador” (papel que asumió en 1991 cuando George Bush lanzó en la Conferencia de Madrid un proceso de paz entre israelíes y palestinos”.

Estados Unidos se convierte con esta decisión en el único país del mundo en reconocer a Jerusalén como capital de Israel, algo que ha desatado la ira de los países árabes y preocupa mucho a los miembros de la Unión Europea. Desde el grupo radical palestino Hamas, este gesto se interpreta como una ofensa clara y por eso han llamado a una nueva “Intifada” que dará comienzo, según su líder, este viernes.

En previsión a las movilizaciones y las tensiones generadas por su decisión, Trump ha hecho un llamamiento a “la calma y la moderación”, y ha pedido que “las voces de la tolerancia se impongan a las del odio”.

“Estados Unidos sigue profundamente comprometido a ayuda a facilitar un acuerdo de paz que sea aceptable para ambos lados. Pretendo hacer lo que esté en mi poder para ayudar a lograr ese acuerdo, y sin duda, Jerusalén es uno de los asuntos más delicados en esas conversaciones”, ha afirmado el mandatario estadounidense.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.