DESENCUENTRO ENTRE ERC Y PUIGDEMONT

La decisión de Roger Torrent de aplazar el pleno de investidura, en lugar de seguir adelante desobedeciendo al Constitucional, ha provocado el enfado del expresident.

Carles Puigdemont confiaba en que ayer sería el día de su investidura. Pese a las medidas cautelares impuestas por el Tribunal Constitucional, el expresident confiaba en que Roger Torrent, presidente del Parlament, seguiría adelante con el pleno de investidura, cuya celebración estaba fijada ayer a las 15:00 horas, incurriendo en desobediencia al no ceñirse a las líneas marcadas por el Constitucional. Esta situación ha provocado un desencuentro entre los republicanos y JxCat, partido de Puigdemont. En la formación del expresident existe malestar por no haber recibido una consulta previa respecto a la decisión de Torrent de aplazar la sesión. Desde el Parlament se afirma que hubo hasta cinco intentos de comunicarse con el candidato, aún en Bruselas, pero desde el equipo de Puigdemont se insiste en que el expresident no responde llamadas de números privados desde su estancia en Bélgica, y que no recibieron notificación alguna de lo que iba a ocurrir a través de ninguna otra vía. Más allá de que existiera aviso previo o no, lo cierto es que el pensamiento del expresident y su equipo era el de que se daban las condiciones políticas para que la investidura se llevara a cabo.

Roger Torrent recalcó en su comparecencia que, pese a que se aplazaba la sesión de investidura, el único candidato seguiría siendo Carles Puigdemont, por lo que reafirmó su respaldo a la figura del expresident. El desencuentro entre ambas formaciones fue expresado por Eduard Pujol, portavoz adjunto de JxCat en el Parlament, quien exigió a Torrent que convocara la investidura, argumentando que “la democracia no se aplaza, el Parlament no puede estar sujeto a la resolución del Tribunal Constitucional”.

El expresident llamó a la unidad del independentismo a través de un vídeo publicado en Youtube, pero dejó entrever cierto malestar con la decisión adoptada desde el Parlament: “No hay ningún otro candidato posible ni ninguna mayoría”, añadiendo que no aceptan que “se puedan dictar presidentes desde Madrid. Sería rendirse a las maniobras”.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.