EL 68% DE LOS AFILIADOS A PODEMOS APOYAN A IGLESIAS Y MONTERO

Más del 30% de los votantes han pedido la dimisión de los líderes de la formación morada tras el escándalo del piso de Galapagar.

 

 

Los afiliados de Podemos (aquellos registrados en su página web) han respaldado la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de la secretaría general y de la portavocía de la formación en el Congreso respectivamente. Un 68,42% de los votantes ha dicho sí a la pregunta de la consulta mientras que el 31,58% se ha mostrado partidario de que ambos políticos abandonaran sus cargos.

La consulta fue promovida por Iglesias y Montero tras publicarse imágenes y datos sobre la vivienda que ambos han comprado en la localidad madrileña de Galapagar. Al saltar la polémica de la compra de la vivienda, varios de los dirigentes del partido en otras comunidades pidieron a Iglesias que rectificara. Una de las voces más discordantes fue la del alcalde de Cádiz, José María González Santos "Kichi", quien explicó por carta abierta a Iglesias que la gente "está dispuesta a perdonarnos que nos equivoquemos en casi todo, pero no que nos equivoquemos de bando".

La consulta, que se ha realizado a lo largo de la semana, ha sido la más participativa en las redes internas del partido a pesar de que solo ha votado un 38.5% del censo total. Pablo Iglesias amenazó hace varios días con marcharse de Podemos si no había una alta participación ciudadana.

El líder de Podemos ha conseguido de este modo movilizar a cientos de afiliados, aunque la participación sigue siendo muy baja para una cuestión tan importante. Pablo Iglesias e Irene Montero han sido apoyados por 128.300 votantes una cifra similar a la del congreso de Vistalegre II en febrero de 2007. En aquella ocasión los 128.700 votos que escogieron a Iglesias como el secretario general del partido supusieron un 89% del total de los votos.

El resultado de la votación actual deja abierta la puerta a saber si la movilización que se ha producido para la consulta ha sido para apoyarlo o si, por el contrario, ha significado una movilización insólita de simpatizantes que no aceptan las decisiones de su líder.

Iglesias, que dijo esperar una aprobación cercana al 80% se ha tenido que conformar con un 68,8% de menos de la mitad del censo total, lo que deja a su liderazgo más debilitado de lo esperado. Tras hacerse públicos los resultados ha escrito una carta abierta en su página de Facebook en la que ha dicho asumir el resultado “con más ilusión y con más madurez que nunca”.

“Tomo nota del mensaje del 30% de inscritos que no nos han apoyado”, ha explicado antes de culpar a un enemigo externo de la crisis del partido. “Nos hemos enfrentado al más poderoso de los adversarios, la casi total unanimidad de la opinión publicada, que ha sido capaz de convertir un asunto privado en un debate público nacional y un debate interno”.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.