GRIÑÁN SE DESENTIENDE DE LOS ERE

El expresidente andaluz José Antonio Griñán ha declarado este miércoles en el juicio sobre los ERE de Andalucía y ha afirmado que “nunca” habló con el consejero de Empleo sobre el “fondo de reptiles”.

José Antonio Griñán ha explicado que durante su etapa en ese Ministerio de Hacienda “no conocía” el programa de ayudas sociolaborales conocido como 31L o “fondo de reptiles” y lo conoció cuando estalló el caso. Insistiendo en su estrategia exculpatoria ha asegurado que el programa era “insignificante” en el presupuesto de Empleo y por ello no lo habló nunca con el consejero.

El que fuera consejero de Hacienda de 2004 a 2009 y presidente del Gobierno socialista andaluz entre 2009 y 2013 está acusado de prevaricación y malversación y se enfrenta a 6 años de cárcel y 30 de inhabilitación. La fiscalía Anticorrupción sostiene que no puso freno al reparto irregular de las subvenciones a pesar de “conocer” las advertencias de la Intervención.

22 ex altos cargos de la Junta de Andalucía se sientan en el banquillo acusados de prevaricación y malversación por el reparto de más de 741 millones de euros de forma arbitraria con un “procedimiento específico” diseñado para eludir los controles.

Aunque en un primer momento la declaración de Griñán estaba prevista para la semana pasada, ha tenido que retrasarse por culpa del larguísimo interrogatorio al que ha sido sometido precisamente el ex consejero de Empleo, Antonio Fernández. Durante siete días Fernández ha estado respondiendo a las preguntas de los magistrados para valorar su posible implicación en el fraude masivo.

Antes del juicion, Griñán declaro por el caso de los ERE en el Supremo donde defendió que el procedimiento empleado por la Junta durante 2001 y 2010 de ayudas a empresas en crisis era legal y descargó toda la responsabilidad en un alto cargo indepfinido que habría hecho mal uso del dinero y habría sido el responsable de repartir las ayudas saltándose el reglamento oficial.

En ese momento reconoció que lo sucedido con el caso de los ERE fue “una barbaridad” y que todas esas ayudas “concedidas de forma aleatoria y sin control” merecían “una responsabilidad política e incluso penal”, pero que él ya la había asumido al darse de baja en el PSOE hace dos años y abandonar la vida política tras su imputación por el Supremo.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.