'LA FAMILIA DEL ATACANTE DE CORNELLÁ QUIERE DENUNCIAR A LOS MOSSOS POR “NEGLIGENCIA”

Consideran que el joven no era un terrorista, sino que buscaba suicidarse por las contradicciones que le producía ser musulmán y homosexual.

El hombre que fue abatido este lunes en una comisaría de Cornellà después de irrumpir con un cuchillo y proclamar “Alá es grande” planeaba suicidarse, pero no era un terrorista. Así lo sostiene su familia, que ha explicado además que denunciará a los Mossos d’Esquadra para ver si hubo “negligencia” en la actuación policial.

 El abogado de la familia considera que el joven estaba mal a causa de la separación con su mujer y que aún no ha tenido acceso a la autopsia, por lo que no ha podido confirmar el número de disparos que recibió ni en el lugar en el que le impactaron. La mujer del atacante dijo en declaraciones a ABC que su marido le había confesado hace unos meses que era homosexual y tenía miedo de las represalias que este hecho pudiera tener en la comunidad musulmana.

Además, el joven había dejado una carta en la que suplicaba a Alá que lo perdonase por el acto que estaba a punto de cometer (el suicidio es un pecado grave en el Corán).

Por su parte los Mossos han defendido que la actuación de la agente que abatió a Abdelouhaba Taib fue “proporcional, adecuada y congruente”, en palabras del director de la policía catalana, Andreu Martínez.

Martinez ha explicado también que Taib “no atendió a las advertencias” realizadas por la agente cuando le vio aparecer con el cuchillo e intentó “cometer el ataque” con “intención homicida”. Como explicaba el portavoz de la Unión Federal de la Policía el inspector de policía Serafín Giraldo ante un posible ataque, los agentes tienen orden de disparar “ante la duda de que tenga explosivos”. “Declarar el hecho como terrorista es cuestión de protocolo, se comparten datos sobre el terrorista y se avanza más en la investigación.”

A pesar de eso, los Mossos investigan también si el atacante utilizó el método conocido como “suicide by cops” (suicidio a manos de la policía) para acabar con su vida. Es una técnica por la cual la persona que quiere acabar con su vida carga contra la policía para forzar una reacción por parte de los agentes que acabe con su vida.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.