LOS ACUSADOS DE ALSASUA NIEGAN SU PARTICIPACIÓN EN LA AGRESIÓN

Hoy ha arrancado el juicio a los 8 presuntos agresores de dos guardias civiles sus parejas en Alsasua en octubre de 2016.

Los ocho acusados de propinar una paliza a dos guardias civiles y a sus parejas en Alsasua han negado en el juicio su implicación en la agresión y su participación en un colectivo del entorno de ETA para expulsar a las fuerzas de seguridad del Estado del País Vasco y Navarra.

Los acusados se encuentran entre los 21 y los 31 años de edad y se enfrentan a penas de entre 12 y 62 años de prisión por agresión y amenazas terroristas. En la primera jornada del juicio se han negado a respondes a las preguntas del fiscal y de las acusaciones, entre las que se encuentra el Colectivo de Víctimas del Terrorismo.

La Fiscalía enmarca la actuación de los acusados sobre los guardias civiles al colectivo “Ospa!” (¡Fuera!) y las campañas Alde Hemendik (Fuera de aquí) creadas por el entorno de ETA con el objetivo de expulsar a las fuerzas de seguridad el Estado de la región. Ohian Arnan,el acusado para el que se pide la mayor pena (62 años y medio de cárcel) ha reconocido que estuvo en el bar Koxka en el que se produjeron los hechos, aunque dice que no participó en nada. Esta declaración se contradice con lo explicado durante la instrucción, cuando negó haber estado en el bar. “Se me quedaba la cosa grande”, ha asegurado cuando su abogado le ha preguntado por este cambio en la declaración.

“Nunca he tenido problemas ni altercados con la Guardia Civil”, ha explicado ante su abogado poco antes de negar pertenecer al movimiento Ospa! O haber participado en alguna de sus actividades.

Otro de los acusados, Jokin Unamuno, ha afirmado que entró al bar bastante borracho y se enfadó con los agentes porque le habían puesto cuatro multas, dos de tráfico por circular en dirección contraria y otras dos por infracciones contra la seguridad ciudadana. “Le dije que menuda jeta que tenían porque se dedicaban a crujir a multas a los jóvenes del pueblo y que luego acudían a los bares.” Sin embargo, también ha negado haber participado en ninguna agresión. “No golpeé a nadie, ni dentro, ni fuera, ni en la puerta del bar” para subrayar que salió al bar más tarde, cuando vio “al teniente tendido en el suelo”. Unamuno ha lamentado lo ocurrido en un “contexto de fiesta, a las cinco de la mañana” y cuando “todo el mundo estaba bastante bebido”.

En la jornada de hoy han declarado además los cinco acusador que se encuentran en libertad, cuatro de los cuales se enfrentan a 50 años de prisión y otro de ellos a 12 y medio. Al igual que sus compañeros, han negado su participación en la agresión o en algún colectivo del entorno de ETA o abertzale.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.