EL VATICANO CONDENA LOS HECHOS DE PENSILVANIA

La Santa Sede ha hecho público un documento expresando su vergüenza y dolor ante “estos horribles crímenes”.

Después de que se hiciera público el informe sobre los abusos sexuales cometidos por 300 sacerdotes católicos de Pensilvania a más de 1.000 menores durante un periodo de 70 años; la Santa Sede ha hecho público un comunicado expresando su “vergüenza y dolor” ante los “horribles crímenes” que se relatan en el informe.

 “La Santa Sede condena inequívocamente el abuso sexual de menores”, explica el portavoz del Vaticano, Greg Burke, quien añade que los “abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables”. El portavoz de la Santa Sede denuncia el daño que han hecho estos sucesos a las víctimas a las que han robado “su dignidad y su fe”.

El Papa Francisco se ha mostrado consternado en más de una ocasión por los abusos cometidos por miembros de la Iglesia y una vez más “reitera el llamamiento a hacer todos los esfuerzos posibles para crear un ambiente seguro para los menores y los adultos vulnerables en la Iglesia y en toda la sociedad”. A las víctimas, Burke les recuerda que “el Papa está de su parte. Aquellos que han sufrido son su prioridad, y la Iglesia quiere escucharlos para erradicar este trágico horror que destruye la vida de los inocentes”.

El Vaticano incide en la necesidad de “asumir responsabilidad tanto por parte de los abusadores como por parte de aquellos que permitieron que se produjera” el delito y lo encubrieron.

En su texto, Greg Burke recuerda también que los abusos cesan después de 2002, lo que lleva a asumir que las conclusiones del jurado “son coherentes con estudios precedentes que muestran cómo las reformas hechas por la Iglesia Católica en Estados Unidos han reducido drásticamente la incidencia de los abusos cometidos por el clero”. En esa línea el portavoz de la Santa Sede recuerda el trabajo iniciado por Benedicto XVI en Estados Unidos y continuado por el Papa Francisco en todo el mundo “para garantizar la protección de los menores y de los adultos vulnerables.”

En esa línea el Santo Padre se ha reunido en los últimos meses con víctimas de abusos sexuales de la Iglesia en Chile y ha aceptado la renuncia de todos los obispos de Chile después de conocer los escándalos de abusos por parte del clero del país.

El documento recalca también “la necesidad de obedecer a la legislación civil, incluida la obligación de denunciar los casos de abusos a menores”.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.