LA VIRGEN DEL CARMEN QUE VINO POR MAR DESDE EL JARDÍN DE ISRAEL

La advocación marinera de la Virgen María se celebra el 16 de julio y su historia se remonta hasta el Antiguo Testamento y el profeta Elías.

 

No hay puerto español que no celebre el 16 de julio sacando a la Virgen del Carmen en una barca. Lo que pocos saben es que esta advocación de la Virgen viene sin embargo de los montes israelíes y del Antiguo Testamento. Su nombre proviene, sin ir más lejos, del Monte Carmelo de Israel.

 

Su origen se remonta al Antiguo Testamento; en el Primer Libro de los Reyes se habla del profeta Elías, la gran sequía que sufría el pueblo de Israel y de los sacrificios ofrecidos en el Monte Carmelo. Durante años la sequía se instaló en el reino del rey Acab y Dios mandó a Elías de vuelta a su pueblo para enseñarles la Palabra. A su regreso, convirtió al pueblo que hasta el momento adoraba a Baal y juntos pidieron a Dios por la lluvia.

Dios, por medio de Elías, dijo al siervo de Acab que mirara siete veces al mar en busca de la lluvia. A la séptima vez el criado dijo: “Veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar.” (1 Rey 18,44). Desde ese momento el Monte Carmelo se convirtió en un lugar sagrado que los judíos llamaron "El Jardín de Israel". Muchos siglos después de que Dios acabara con la sequía, concretamente en el siglo XII, un grupo de ermitaños, inspirados por el profeta Elías, se retiraron a vivir al Monte Carmelo y allí construyeron una iglesia en honor a la Virgen.

En 1251, un siglo después de que los primeros ermitaños llegaran al Monte Carmelo la imagen de la Virgen del Carmen se apareció a San Simón Stock, superior general de la orden del Carmen en Cambridge. Era un 16 de julio y la virgen llevaba al niño Jesús y un Escapulario que le dio al santo para que lo llevaran todos los miembros de la orden.

¿Y qué relación tiene la Virgen con el mar? Además de la señal que vio el criado del rey Acab en el mar, en la Edad Media se creía que María significaba “estrella del mar” (‘stella maris’ en latín). A ello contribuyó un canto atribuido a San Simón que cantaban todos los hermanos y hermanas carmelitas: “¡Oh Madre tierna, intacta de hombre, a todos tus hijos proteja tu nombre, Estrella del Mar!”

Así las cosas, en el sXVIII el almirante mallorquín Antonio Barceló Pont de la Terra impulsó entre la marina el culto a la “Estrella del Mar”, o Virgen del Carmen. Poco a poco la devoción a la virgen fue ganando peso y se instituyó oficialmente su patronazgo de los mares y de la marina española sustituyendo a San Erasmo o San Elmo (cuya fiesta se celebra el 2 de junio).

Por eso mismo el 16 de julio, pescadores y marinos procesionan en sus barcas por las rías, siguiendo a su Virgen.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.