SAN JORGE Y LA VERDAD TRAS EL HOMBRE QUE MATÓ AL DRAGÓN

Cada 23 de abril se celebra en España el Día de San Jorge, un santo del que muchos conocen la leyenda sobre cómo mató a un dragón, pero del que pocos saben cómo se enfrentó a otro más peligroso en la vida real. 

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo en un pueblo cuyo nombre se ha perdido un feroz dragón tenía atemorizados a todos los habitantes de la ciudad. Además el animal cusotidaba la única fuente del lugar, causando un grave problema a los ciudadanos. Desesperados, estos decidieron hacer un pacto con el dragón y a cambio de permitirles el acceso al agua y dejarles vivir, ellos le entregarían a una persona cada vez para ser sacrificada. La elección de dicha persona se haría por sorteo.

La mala suerte quiso que le tocara a la princesa sacrificar su vida. Cuando iba camino de una muerte segura, San Jorge, un caballero de brillante armadura montado en un caballo blanco, se acercó a la guarida del dragón y lo mató con su lanza, liberando a la princesa y a todos los ciudadanos del pueblo. De la sangre del dragón muerto brotó un rosal con las flores más rojas y hermosas que jamás se hubieran visto. Enamorado de su belleza, el caballero arrancó una rosa y se la dio a la princesa en prenda de su devoción.

La vida de Jorge de Capadocia es menos fantasiosa pero igual de fascinante que la leyenda que ha llegado hasta nuestros días. Jorge nació en el siglo III en lo que hoy es Turquía y tras morir su padre, él y su madre regresaron a Palestina. Allí, el joven seguiría los pasos de su progenitor e iniciaría una carrera en el ejército al servicio del imperio romano. Hijo de cristianos, Jorge abrazó la fe de sus padres incluso al servicio del emperador Diocleaciano. Éste no era partidario de los cristianos por lo que promulgó una serie de edictos que abolían los derechos de los cristianos y les exigían cumplir con las prácticas tradicionales bajo pena de muerte. San Jorge era en ese momento miembro de la guardia personal del emperador y al ver lo que sucedía con sus amigos y hermanos proclamó públicamente su condición de cristiano.

Al emperador no le agradó esta noticia e intentó a través de la tortura y el martirio que relegase de su fe y abrazara el paganismo. Tras ver que San Jorge no apostataba, fue decapitado el 23 de abril del año 303 en Diospolis (actualmente Lod, en Israel). La fortaleza con la que llevó su martirio impresionó a la emperatriz Alejandra, quien se convirtió al cristianismo y fue asesinada con Jorge.

Conmovido por su valentía y entrega, el Papa Gelasio I lo canonizó en el año 494 colocándolo junto con “aquellos cuyos nombres son justamente reverenciados, pero cuyos actos son solo conocidos por Dios”.

La leyenda de Jorge y el dragón surgió siglos después, en la Edad Media como forma de explicar la batalla del bien contra el mal y la entrega del cristiano al otro sin preocuparse por su propia vida. San Jorge arriesga su vida para acabar con el mal y poder salvar así a la princesa, que simboliza el amor y la persona. A lomos de un caballo que simboliza a la Iglesia, usa la lanza (al igual que hiciera el Árcangel Miguel) para acabar con el pecado. El dragón representa el pecado y el mal, en una versión actualizada de la serpiente del Jardín del Edén.

Cuando el Amor de Dios penetra en el corazón del dragón y lo mata brota la sangre que limpia las heridas y purifica. Del pecado eliminado renacen las rosas, hermosas y delicadas que mantienen las espinas para recordarnos la dualidad.

La leyenda recoge además el carácter de San Jorge de ayudar a los indefensos y a los perseguidos. El hombre que salva a la princesa es el mismo hombre que murió por sus hermanos cristianos. Esta historia se ha llevado incluso al cine con James Purefoy y Patrick Swayze como protagonistas.

San Jorge se ha convertido por su fortaleza y su entrega en uno de los santos más venerados en todo el mundo. Se venera tanto en España (donde es patrón de Aragón y de Cataluña) como en Inglaterra (donde la fiesta es tan celebrada como la Navidad), Hungría o Alemania.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.