SAN VALENTÍN, EL SACERDOTE QUE CASABA A LOS ENAMORADOS EN ROMA

Este venerado santo desafió las órdenes del emperador Claudio II con su apuesta firme por el amor.

El 14 de febrero se celebra en todo el mundo occidental la festividad de San Valentín, una fecha dedicada al amor y la amistad. La cultura popular ha ido asociando a esta celebración la figura de Cupido, un ser mitológico con las alas de un querubín y que cuando dispara con sus flechas hace que surja el amor entre dos personas. Pero poco saben quién era en realidad Valentín y lo antigua que es su historia.

En el año 270 la religión católica era perseguida en Roma y muchos de los que la practicaban se acabaron convirtiendo en mártires por defender su fe ante los emperadores. Además, la situación política era inestable, con multitud de conflictos que llevaron al emperador Claudio II a prohibir el matrimonio entre los jóvenes pues consideraba que los soldados sin hijos eran mejores en combate. Valentín de Terni o de Intermamma, un sacerdote en aquel momento, consideró que el decreto era injusto y contravenía el mandamiento del amor. Así, desafiando al emperador, comenzó a oficiar matrimonios secretos para los jóvenes enamorados. Las uniones se celebraban en las catacumbas o en pequeñas casas de cristianos para evitar llamar la atención de los soldados.

Su entrega al amor y su dedicación con los demás provocaron que su fama creciera y llegara a oídos del emperador que pidió conocerlo en persona. Valentín aprovechó esa visita para hablar del mensaje de amor presente en el Evangelio y de la necesidad de frenar las persecuciones contra los cristianos y contra los jóvenes esposos.

Aunque el soberano le escuchó con atención y se planteó perdonar al sacerdote, los consejos de los miembros de su gobierno le disuadieron para encarcelar a Valentín. Aunque durante su estancia en prisión el santo se ganó la simpatía del emperador y el favor del juez, Claudio II temía que su liberación provocaría que el pueblo lo viera como un simpatizante del cristianismo y su propia cabeza estuviera en peligro. Por esa razón ordenó el martirio del sacerdote que murió degollado tras varias torturas en la Via Flaminia el 14 de febrero del año 270.

El Papa Gelasio I lo canonizó el año 498 y situó el 14 de febrero como fecha de celebración de su onomástica conmovido por su dedicación al amor y su compromiso con los demás. Más de un siglo y medio después el mundo sigue recordando a esta figura que no creó Hollywood ni fue un invento publicitario.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.