¿ADIÓS CALVICIE? LA CLONACIÓN CAPILAR LLEGARÍA EN 10 AÑOS

La clonación capilar podría ser la solución definitiva para los pacientes con alopecia androgénica.

En diez años, la clonación capilar podría ser una realidad. Así lo adelantan en el Curso de Tricología que se celebra en el Hospital Ramón y Cajal, dirigido por el doctor Sergio Vañó, dermatólogo y coordinador de la Unidad de Tricología, y el doctor Pedro Jaén, jefe de servicio de Dematología del centro.

La clonación capital es una terapia con células madre que se presenta como “la gran novedad terapéutica en pacientes con alopecia androgénica, la forma más frecuente de calvicie que afecta al 70% de los hombres y a un 30% de las mujeres”, según el doctor Vañó. Este procedimiento consiste en la extracción de las células madre mesenquimales de la zona en la que el crecimiento del pelo es sano y fuerte y, una vez comprobado el crecimiento y desarrollo del cabello nuevo en un laboratorio, se reinserta en las áreas sin pelo. Con esta técnica se lograría un resultado más natural que la implantación pelo a pelo.

Esta terapia ha sido probada con éxito en ratones, aunque como informa Vañó “los resultados en estudios en humanos muestran aún índices de efectividad muy bajos”. Eso no significa que no se pueda realizar, pero sí que habrá que esperar “un mínimo de diez años”. En el Curso se ha presentado como novedad también la tricoscopia, un moderno procedimiento que permite ver el pelo a niveles microscópicos para “realizar una valoración del tipo de alopecia de una forma mucho más concreta”.

Más allá de la mejora de las terapias con células madre, otro de los retos de la ciencia que estudia el pelo pasa, según este médico, por concienciar a la población de que los trasplantes capilares deben hacerse en centros que cuenten con medios y personal apto, así como descubrir tratamientos curativos para la alopecia areata, “un desafío para el que aún habrá de esperar algo más”. En este tipo de alopecia los pacientes ven como su pelo se cae en mechones, dejando círculos sin pelo en su cabeza.

Otro de los mensajes que ha dejado el curso es la reivindicación de la labor de la especialidad en la salud del paciente. “Las alopecias no son un tema banal ni meramente estético”, explica Vañó. “Pueden influir negativamente en la calidad de vida del paciente”. Uno de los casos en los que se ve más claramente es el de la alopecia provocada por la quimioterapia. “Un 10% de las mujeres que se van a someter a un tratamiento quimioterápico de cáncer de mama se plantean no hacerlo por miedo a perder el pelo”, ha puntualizado Vañó.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.