CAÑIZARES: “ESCUCHAMOS EL DESEO DE DIOS DE LLEVARSE A SANTI CON ÉL, Y ESO ES EL MEJOR CONSUELO”

Santiago Cañizares es uno de los protagonistas de la nueva temporada de “El lado Bueno de las cosas”. El programa presentado por Pedro del Castillo regresa hoy a las diez de la noche a TRECE. Junto a Cañizares, escucharemos la historia de Desirée Vila, deportista que perdió una pierna a los 16 años por una negligencia médica. 

 El estadio de Mestalla en Valencia es el escenario del estreno de “El lado bueno de las cosas” que esta temporada pasa al prime time de los viernes (22H). La primera historia que nos acerca Pedro del Castillo es la de Santiago Cañizares. El ex portero del Valencia relata en TRECE cómo comenzó su relación con el fútbol: “Cada niño juega a lo que se le da bien y a mí con seis años cuando me ponía en la portería me decían que era el mejor portero del colegio”.

Además de su actitud en el campo, el ex portero habla con Pedro del Castillo de su vida personal y narra cómo vivió su familia la enfermedad y muerte de su hijo Santi. Recuerda que “el peor día fue un 9 de enero. Ese día le dan dos infartos cerebrales y le tienen que operar de urgencia”.

A partir de ese momento Santiago Cañizares relata en TRECE como vivió 14 meses de angustia pero, a la vez, “comprendimos qué es lo que estaba pasando y asumimos que su lugar estaba ahí arriba”. El que fuera portero de la Selección Española de Fútbol añade que “sabíamos que si se marchaba, se iba a marchar cerca de Dios y esa fe fue el mejor consuelo”. Para Santiago Cañizares, el lado bueno de su historia es que la pérdida de Santi ha servido para unir a su familia aún más. 

“Lo único incurable son las ganas de vivir”


La segunda protagonista de esta noche en “El lado bueno de las cosas” es Desirée Vila, una deportista que a los 16 años cuando se estaba preparando para el Europeo de Gimnasia, se cayó y se rompió la tibia y el peroné. Una negligencia médica hizo que le necrosara la pierna y que finalmente tuvieran que amputársela.
Desirée cuenta cómo vivió con 16 años todo el revuelo que se montó mediáticamente tras el juicio que obligó al hospital a indemnizarla. “Pasé de que no me conociera nadie a que todo el mundo me conociera por algo negativo”.
Desirée reconoce que “no me aceptaba, no quería salir, pero aprendí que las etapas se cierran y que hay que disfrutar de cada una de ellas. Ahora sigue practicando atletismo y es autora del libro “Lo único incurable son las ganas de vivir”.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.