CURIOSIDADES DEL MIÉRCOLES DE CENIZA

El miércoles de ceniza es el día que marca el inicio de la Cuaresma, el momento de recogimiento y de preparación para la Pascua. Pero esta fecha está llena de mucho significado.

El miércoles de Ceniza es el día que marca el inicio de la Cuaresma, 40 días previos a la Pascua del Señor. Es el arranque del tiempo litúrgico de preparación para la Pascua, en el que los católicos están llamados a la oración y a los actos de caridad y solidaridad con el otro.

No es solo para los católicos, cualquiera puede participar en la imposición de la imposición de la ceniza. Pero los católicos si tienen la obligación de celebrar ayuno. Los mayores de 18 años y menores de 60 deben practicar el ayuno y la abstinencia (es decir, no se puede comer carne).

En la Iglesia primitiva la duración de la Cuaresma variaba aunque solía empezar seis semanas antes de la Pascua. En el siglo VII la duración se estandarizó a los cuarenta días de ayuno para reflejar el ayuno de Cristo en el desierto, por eso mismo la celebración se produce en miércoles.

El uso de la ceniza que da nombre a este día, se debe a la tradición judía de los cristianos. Cuando hacían algún tipo de sacrificio, los judíos se cubrían de ceniza, resaltando el sentido simbólico de muerte y caducidad de las cenizas. Más tarde, los primeros cristianos recuperaron este gesto para el Sacramento de la Reconciliación, hasta que en el sXI la Iglesia de Roma estandarizó este gesto.

El acto consiste en la imposición de la ceniza en la frente de los fieles formando una cruz mostrando para reflejar la fugacidad de la vida y la necesidad de relativizar lo material. Este gesto sirve para reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que va más allá del gesto exterior para convertirse en un sino a asumir por el cristiano.

Las cenizas son el producto de la combustión de las palmas del Domingo de Ramos anterior. Tras bendecir las palmas el Domingo de Ramos, al acabar la Semana Santa estas se queman, se rocían con agua bendita y luego se aromatizan con incienso. De este modo el ciclo vuelve a empezar y la alegría de recibir a Jesús sirve para prepararse mentalmente para su llegada.

Aunque las cenizas se imponen habitualmente tras la homilía del Miércoles de ceniza, pueden realizarse, de forma extraordinaria sin Misa. Eso sí, es necesario que el acto se preceda con una liturgia de la palabra. Y solo un sacerdote o un diácono pueden proceder a la imposición.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.