EL ABECEDARIO CLAVE PARA PREVENIR EL CÁNCER DE PIEL

El cáncer de piel es el más frecuente de todos y su aumento está siendo más rápido que ningún otro a pesar de que prevenirlo es muy sencillo.

 5 letras, eso es todo lo que se necesita para detectar el cáncer de piel y erradicarlo antes de que pueda causar algún problema mayor. Esta patología es la forma más común de cáncer entre las personas de piel clara (en España se detectan cada año alrededor de 4.000 casos de melanoma, el más agresivo de los cánceres de piel) y aunque en el 90% de los casos la eliminación del tumor se hace de forma exitosa, es importante conocer el Abecedario para evitar ser víctima del 10% restante.

El método del ABCDE permite reconocer los distintos lunares de la piel e identificarlos correctamente en caso de que sean cancerígenos:

A de Asimetría: por lo general los lunares son todos simétricos por la destrucción natural de las células. No obstante, es importante anotar si un lunar presenta una imagen asimétrica o irregular.

B de Borde: en aquellos lunares oscuros debemos preocuparnos si los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.

C de Color: es importante acudir al médico si el color del lunar no es uniforme y pudiera incluir sombras marrones o negras a las que pueden acompañar en alguna ocasión manchas rosadas, rojas, azules o blancas.

D de Diámetro: un lunar mide habitualmente menos de 6 milímetros. En caso de que sean más grandes o de que su tamaño vaya creciendo en un periodo corto de tiempo es conveniente revisarlo. Eso no significa que no se pueda dar el caso de un melanoma de menor tamaño.

E de evolución: es importante ver si los lunares cambian de color, forma o tamaño a lo largo del tiempo para evaluar si son malignos. También puede cambiar la superficie del lunar produciéndose una descamación del mismo o un sangrado así como un cambio en la sensación (comezón, sensibilidad al dolor…).

La presencia de pacientes de cáncer de piel se duplicará en los próximos 20 años por lo que además de una buena revisión de la piel es importante una prevención eficaz. Puesto que la exposición a la radiación ultravioleta es la principal causa ambiental de la aparición de la enfermedad la prevención pasa por evitar una exposición prolongada y sin protección al sol.

Por ello, es vital evitar exponerse al sol entre las 12 y las 16 horas sin protección. Las horas centrales del día son las que más radiación registran. Elegir una crema de protección solar adecuado (con un filtro UVA y UVB alto para niños y personas de piel clara), usar sombreros para evitar la exposición directa al sol y mantenerse hidratado para prevenir deshidratación y quemaduras.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.