LOS MEJORES LUGARES DE EUROPA PARA VER ESTE VERANO

El verano está a la vuelta de la esquina y con él las ansiadas vacaciones y las escapadas. Europa ofrece muchos destinos apetecibles y a un gran precio que pocos conocen. 

 Los expertos en viajes de Lonely Planet se conocen casi todos los rincones del mundo. Han caminado por las estrechas calles de Córdoba y las amplias avenidas de París, los fiordos noruegos y las islas griegas para poder elaborar una lista con los destinos casi desconocidos de Europa que no te deberías perder este verano. Son, en boca de los expertos “los mejores lugares por descubrir más allá de los clásicos destinos europeos”.

En la lista se cuela un destino español; Cantabria. Lonely Planet explica que este es “uno de los tesoros inesperados de España”. Son pocos los destinos “mediterráneos” que ofrece la guía, que opta así por descubrir las montañas del interior de Europa y su historia.

EMILIA-ROMAÑA, ITALIA

 

Al sur de Milán se encuentra la pequeña región de Emilia-Romaña, cuya capital es Bolonia. Un lugar lleno de castillos y con pueblos con encanto como Parma, Modena, Ferrara o Rávena. Pequeños pueblos con calles adoquinadas, ladrillos y antiguas fortalezas que desafían el paso del tiempo. Además cuenta con una gastronomía exquisita encabezada por el ragú, los espaguetis a la boloñesa o el prosciutto di Parma.

Además, gracias a esta región podemos disfrutar del vinagre de Módena que está tan presente en nuestras mesas. El amor de los italianos a la cocina se puede apreciar en el FICO, el parque temático culinario más grande del mundo, ubicado en Bolonia.

No todo es gastronomía en Emilia-Romaña. Ferrara cuenta con el Museo Nacional del Judaísmo Italiano y la Shoah y en Rimini está el Cimena Fulgor, que pronto contará con un museo dedicado a Federico Fellini.

CANTABRIA, ESPAÑA

“Es uno de los tesoros inesperados de España” para Lonely Planet, que la recomienda por sus playas agrestes de arena fina “arropadas por acantilados” y los pueblos “preciosos” como Santillana del Mar y Comillas. La conexión montaña, mar hacen de Cantabria una región única con iglesias perdidas en el tiempo y “algunos de los mejores ejemplos de pinturas rupestres de Europa”.No pasa desapercibido tampoco Cabárceno, el parque nacional más antiguo de España que permite ver a los animales en un entorno natural.

Santander tiene un papel destacado en esta revalorización de Cantabria. La inauguración del Centro Botín ha revitalizado el centro marítimo de la ciudad que se abre también a los ciudadanos irlandeses con su nueva línea de ferris.

FRISIA, PAÍSES BAJOS

Ámsterdam va a dejar de ser la niña bonita de los Países Bajos. Los expertos de Lonely Planet recomiendan conocer en su lugar Frisia, una pequeña región que cuenta con su propio idioma y perteneció al Sacro Imperio Romano Germánico hasta 1680. Su capital Leeuwarden ha sido proclamada Capital Europea de la Cultura 2018 lo que ha permitido a muchos turistas conocer sus bellos canales, su animada cultura de cafés y los múltiples festivales que se celebran cada año.

Los que no quieran quedarse solo en la ciudad pueden disfrutar de los cautivadores paisajes de la región con el cuarteto de islas del mar de Frisia (declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco), ideales para evadirse en en extensas playas y llanuras cerca de los bosques.

KOSOVO

Este pequeño estado balcánico se convirtió en un país independiente el 17 de febrero de 2008 tras un conflicto bélico con Serbia. Diez años después del final de la guerra, el país está asentado en su senda hacia el futuro y se acaba de convertir en un destino emergente.

La “segunda nación más nueva del mundo” cuenta también con “la media de población más joven de Europa” que disfrutan con las rutas por sus montañas y colinas sobre un mar de color turquesa. Además, cada vez son más los que se apuntan al Dokufest, un aclamado festival de cine documental que tiene lugar en Prizren cada año.

LA PROVENZA, FRANCIA

La Provenza no es un destino desconocido para los europeos y cada año logra más adeptos. A pesar de que París se ha vendido siempre como la verdadera Francia, lo cierto es que si se quiere conocer “l’art de vivre francés” hay que ir a la Provenza. Y todo gracias a sus campos de lavanda, sus olivares y una costa llena de pueblos encantadores y calas turquesas.La Provenza es a Francia lo que la Toscana a Italia, el lugar para perderse y desconectar del mundo de la forma más “chic”.

Como no solo de paisajes viven los viajeros, la Provenza cuenta también con la bulliciosa Marsella, una ciudad cosmopolita con bares de modas que se encuentran en pequeño callejones y un valiente panorama artístico.

DUNDEE, ESCOCIA

Puede que series de televisión como “Outlander” hayan puesto de moda las Highlands escoceas, pero hay mucho más que ver en esta región del Reino Unido. Dundee se convirtió en la Ciudad del Diseño en 2014, un título que otorga la UNESCO y que le ha permitido desarrollar un proyecto de regeneración de 30 años que ubicará a la ciudada en el futuro.

LAS CÍCLADAS MENORES, GRECIA

Las Cícladas Menores quedan siempre fuera del radar de los viajeros por su ubicación en el mar Egeo entre Naxos y Amorgos. Sin embargo sería conveniente incluirlas en las futuras rutas para conocer cómo era la arquitectra del país hace décadas en un viaje al pasado sin moverse del sXXI

“Su encanto” está no solo en las playas de agua clara y las maravillosas tabernas repartidas por las islas sino también por ese ritmo de vida pausado que contagia a los viajeros ayudándoles a desconectar.

VILNA, LITUANIA

Los antiguos satélites del imperio ruso están empezando a florecer con su independencia. La historia de Vilna es tan fascinante como desgarradora, siendo el centro de muchas luchas de poder del imperio ruso y el lugar de acogida de uno de los guetos judíos más famosos de la II Guerra Mundial.

La ciudad intenta sacudirse el pasado con el renovado barrio artístico de Uzupis, sede de nuevos espacios creativos; o una gran oferta gastronómica con las cervezas artesanales como protagonistas. Además este 2018 se conmemora el centenario de la independencia de Lituania.

VALLE DE VIPAVA, ESLOVENIA

Si el atractivo de Lituania está en su búsqueda dela modernidad, a Eslovenia se va para disfrutar de sus agujas góticas y sus aldeas con tejados de terracota que se mantienen todavía en pie a pesar de las décadas transcurridas.

El valle de Vipava es una zona de viticultores que podría pasar por la Toscana si no fuera por sus escarpados altiplanos kársticos al norte y al sur que producen una tierra fértil para la plantación de la vid. Los eslovenos conocen el poder de las uvas y por eso organizan circuitos en bicicleta que recorren los viñedos con paradas obligadas en muchos de ellos para degustar los caldos.

TIRANA, ALBANIA

 

Situada entre la costa adriática y los Alpes Albanos, Tirana es una vigorosa metrópolis que ha vivido una gran transformación gracias a su antiguo alcalde que decidió apostar por el transporte sostenible y pintó de colores vivos las fachadas de los edificios.

El resultado es una ciudad alegre que rebosa jovialidad con una gastronomía slow food que de noche se anima gracias a las coctelerías repartidas por toda la ciudad.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.