LOS MILLENNIALS SE PASAN AL VINO

Cada vez más jóvenes prefieren consumir esta bebida antes que otras. Las etiquetas y la imagen del producto son clave a la hora de captar la atención del consumidor.

 Los millenials le han cogido el gusto al vino. La generación de los nacidos entre los 80 y mediados de los 90 está cambiando los hábitos de consumo, guiándose más por el packaging y la imagen del producto que por otros factores. Lo cual les lleva a acercarse cada vez más al vino antes que a otras bebidas. Según un reciente estudio de la Universidad Politécnica de California, el 71% de los que compran vinos en supermercados reconocen que compran los vinos con las etiquetas más llamativas.

Las redes sociales es otra de las claves que lleva a los millenials a decantarse por el vino. Comprenden su consumo como una experiencia, que no solo consiste en beberlo, sino también en compartir una publicación atractiva sobre el lugar donde están y el vino que están tomando. Según Ricardo Pérez, sociólogo, “la generación millennial como consumidor es una generación muy exigente”. Se caracteriza porque “le gusta compartir, probar y sentir nuevas experiencias. Es un consumidor que tiene más posibilidades que ningún otro ha tenido hasta ahora”. Los fines de semana y los días festivos son los momentos elegidos para consumir el vino.

En el siguiente vídeo vemos el ejemplo de ‘Wine Lovers’, que ha creado una gama de vinos especialmente enfocada hacia los millennials, con una imagen atractiva y un sabor orientado también hacia ellos.

El vino es una bebida que tiene múltiples beneficios para la salud. Son varios los estudios que han demostrado que, con un consumo moderado, los efectos de esta bebida pueden ser muy buenos. Aún así, los investigadores avisan de que su estudio gira siempre en torno a un consumo moderado de alcohol. Beberlo de forma desmedida tendrá el efecto contrario, provocando daños en nuestra salud.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.