MENOS CONTRIBUYENTES, QUE CONTRIBUYEN MÁS A LA IGLESIA

La cantidad destinada por los contribuyentes a la Iglesia católica ha crecido un 2,83% en el último año aunque ha descendido el número de contribuyentes.

En 2017 hubo menos contribuyentes que marcaron la X a favor de la Iglesia, pero tenían rentas más altas, lo que motivó que el dinero recaudado fuera mayor que el año anterior. Así lo ha confirmado la Conferencia Episcopal en la presentación de los datos del dinero registrado a favor de la iglesia católica en la Declaración de la Renta de 2017, que corresponde a la actividad económica desarrollada en 2016.

El año pasado la cantidad designada por los contribuyentes a la Iglesia católica aumentó un 2,83%, 7 millones de euros gracias a los cuales el total del dinero recibido por la Iglesia fue de 256,21 millones de euros. Es la cifra más alta desde que se instauró el sistema actual de asignación tributaria en 2007.

La mejora de la situación económica de nuestro país con un aumento de la renta declarada por los contribuyentes (que han presentado mejores resultados) es la principal responsable de que subida de la cantidad que los españoles destinan de sus impuestos a favor de la Iglesia Católica. Así, sube el número de declaraciones mayores de 30.000 € brutos que marcan la casilla a favor de la Iglesia.

El número de declaraciones en las que se ha marcado la casilla a favor de la Iglesia, sin embargo, ha descendido un 1,39% en relación al ejercicio anterior. En total han sido 7.112.844 declaraciones, que suponen la participación de 8,5 millones de contribuyentes si tenemos en cuenta las declaraciones conjuntas.

La solidaridad se contagia y por eso, el porcentaje de contribuyentes que asignan su X a la Iglesia y también a la casilla de Otros Fines Sociales ha pasado del 60% en 2016 al 60,5% en 2017. Sin embargo, el aumento de contribuyentes que no marcó ninguna de las dos casillas hace pensar en “la necesidad de renovar el esfuerzo por dar a conocer este mecanismo que permite decidir el destino de una pequeña parte de los impuestos” sin que suponga coste alguno para el contribuyente.

Gracias a esta contribución de los españoles, la Iglesia católica cuenta con más recursos para seguir realizando su actividad al servicio de los cristianos y del conjunto de la sociedad. Entre otras acciones, gracias al dinero de los contribuyentes se pudo dar en 2015 asistencia a casi 5 millones de personas, además se destinó una partida extraordinaria para la labor de las Cáritas Diocesanas y la rehabilitación de templos, así como la formación de nuevos sacerdotes.

Marcar la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta significa aportar un 0,7% del dinero de los impuestos a la Iglesia católica. Esta casilla se puede compaginar con la de Otros Fines Sociales a los que se destinaría un 0,7%. En total, si un ciudadano marca las dos casillas, estará eligiendo el destino del 1,4% de sus impuestos. Esto no significa que tenga que pagar más en la declaración o que reciba menos dinero.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.