UN MAESTRO Y FRANCISCANO DE UN PUEBLO REMOTO DE ÁFRICA, ELEGIDO EL MEJOR PROFESOR DEL MUNDO

Peter Tabichi enseña Matemáticas y Física en uno de los lugares más pobres de Kenia.

 

Peter Tabichi, un joven maestro y monje franciscano ha sido el ganador del Global Teacher Prize 2019, que distingue al mejor profesor del mundo y tiene una dotación económica de un millón de dólares. Peter da clases de matemáticas y Física en un centro de educación secundaria en Pwani, una aldea remota de Kenia, donde el 95% de los alumnos proviene de familias pobres o en situación de riesgo.

 

A pesar de ser profesor de Física, Peter no cuenta con un equipo avanzado para impartir sus clases. En el aula tan solo tienen un ordenador y la conexión a internet es muy mala, pero él hace lo imposible por conseguir que sus alumnos, que llegan a caminar 7 kilómetros para acudir a clase cada día, puedan recibir una educación de primer nivel. Por ejemplo, no duda en acudir a cafés con conexión a Internet y descargar contenidos online que luego puedan ser usados de forma offline en el aula, obligando a los estudiantes a interactuar. “Tienes que hacer más y hablar menos”, explica Tabichi. “Estoy muy orgulloso de mis alumnos”, capaces de construir un dispositivo que permite a las personas ciegas y sordas medir objetos.

Su labor no acaba cuando finalizan las clases. Peter dona el 80% de su sueldo a los pobres y ha ayudado a los miembros de la comunidad a desarrollar métodos alternativos de cultivo para luchar contra la hambruna de la región. Peter también es, desde hace varios años, monje franciscano. "Escogí una vida religiosa porque quería dedicarme por entero a ayudar a los demás".

En 2007 la región fue víctima de una brutal masacre por la rivalidad entre las etnias. Para evitar que los conflictos del pasado continúen en el presente, Peter fundó un “Club de paz” con alumnos de las 7 etnias: “Con este club los alumnos están conectados” a través de actividades como debates o actividades deportivas.

Los resultados se han hecho notar. Las matrículas en el centro han crecido a 400 en tres años y el porcentaje de alumnos que logra ingresar en la universidad ha crecido. En 2017 solo 16 de 59 alumnos fueron a la universidad; en 2018 la cifra subió a 26. “Me siento reconocida”, explica una de las alumnas.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.