UNO DE CADA TRES NIÑOS RECONOCE QUE EN SU CLASE HAY ACOSO ESCOLAR

El acoso escolar sigue siendo un problema grave en España, donde uno de cada tres niños reconoce que en su aula se produce bullying.

 Uno de cada tres niños reconoce haber sido testigo de una situación de acoso escolar en su clase y aseguran que conocen al menos a dos compañeros que han sido víctimas de los abusos. La cifra se ha reducido ligeramente respecto a 2016 “que era de 2,6 niños acosados por clase” aunque sigue “siendo un dato llamativamente alto”, explica Benjamín Ballesteros, psicólogo y director de programas de la Fundación ANAR.

Las cifras provienen de un informe realizado conjuntamente por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña a partir de un programa de acción contra el acoso escolar puesto en marcha en 2015. Las conclusiones de este informe revelan que es cada vez mayor el número de chicos que ve en la unión entre compañeros la medida más efectiva para frenar el acoso escolar cuando este ha comenzado a producirse (80,3% en 2017 frente a 65,7% en 2016). Lo prefieren así a otras alternativas como pedir ayuda directamente al profesor.

Los proyectos de concienciación sobre el acoso escolar están dando sus frutos y ya son un 97,7% de los encuestados los que entienden el acoso escolar como un tipo de maltrato y baja casi cuatro puntos el de aquellos que lo consideran una broma o algo normal entre compañeros.

Por primera vez las encuestas incluyen la visión de los profesores. Estos aluden a una “normalización de la violencia” entre los acosadores como un punto clave para su conducta y consideran que los talleres y las charlas de especialistas son las acciones más efectivas para luchar contra el acoso. Además, los profesores hablan de la importancia de mantener un diálogo fluido con los padres para resolver el problema. Algo que se reflejaba en otros estudios realizados con datos extraídos del Teléfono de la Fundación ANAR. Los padres de las víctimas ya hablaban “de consenso con el centro escolar”.

Precisamente los progenitores siguen quejándose de una falta de implicación por parte del colegio y afirman “que este no les involucra a la hora de solucionar un problema de estas características.” “Un profesor debería llamar inmediatamente a los progenitores. De este modo, es probable que en muchos casos los progenitores no se coloquen en posición de enfrentamiento o denuncia”, concluye Ballesteros.”

Las razones que llevan a los acosadores a realizar estos comportamientos parecen estar claras. Un 62% piensa que lo hacen por creerse mejores que sus compañeros. Además indican que las principales causas del acoso no cambian y son la forma de ser de las víctimas y su aspecto físico en más de la mitad de los casos aunque un 20% afirma que es por pertenecer a otra cultura.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.