LA PELIGROSA COSTUMBRE DE DEJAR BOTELLAS DE PLÁSTICO DENTRO DEL COCHE

Lo que parece una manía inofensiva puede tener, sin embargo, consecuencias devastadoras para el coche y nuestra salud.

Es común que a la hora de hacer un viaje compremos botellas de agua u otras bebidas para mantenernos hidratados durante todo el trayecto. Muchas de esas botellas, especialmente las de agua, pueden acabar dentro del coche para usarlas en el futuro o simplemente porque nos olvidamos de ellas. Este gesto esconde muchos peligros de los cuales no somos conscientes.

 El calor y las altas temperaturas de la época estival no son aliados del plástico de las botellas ya que provoca que aumenten los gérmenes y bacterias haciendo que cualquier microorganismo que haya estado en contacto con el agua se reproduzca más rápidamente (puesto que las bacterias “prefieren” temperaturas más altas para desarrollarse). Eso da lugar en muchas ocasiones a infecciones estomacales o malestarse que pueden arruinar las vacaciones.

Pero, además, las botellas de agua almacenadas en un coche tienen consecuencias mucho peores. Así lo ha demostrado Dioni Amuchastegui, un técnico de baterías de Idaho que realizó un experimento para demostrar los peligros de dejar el agua en el coche. Dioni había parado para comer cuando se dio cuenta de que del asiento del copiloto empezaba a salir humo y una pequeña llama.

La botella de agua que tenía en el asiento estaba haciendo un efecto lupa sobre la piel del asiento y había empezado a incendiarse. El fuego no llegó a más, pero fue suficiente para hacer dos pequeños agujeros en el asiento delantero. Un técnico comprobó que la temperatura a la que había llegado el interior del vehículo superaba los 90º, suficiente para que el agua empezara a hervir. “Una botella de plástico llena de agua puede actuar como una lente que concentra la energía del sol en un solo punto”, explica. De ese modo, si no nos damos cuenta, el coche podría incendiarse. 

La botella recogerá los rayos del sol y los concentrará en un solo punto aumentando su potencia y temperatura.

Aunque el vídeo tiene ya casi un año de antigüedad, ha vuelto a salir a la luz ante la llegada del verano y el aumento de botellas de agua olvidadas al sol en el interior del coche. Acumula casi el millón de visualizaciones.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.