LOS DEBERES QUE UN PROFESOR HA PUESTO A SUS ALUMNOS Y YA ES VIRAL

El profe Manolo ha conseguido una visibilidad nacional gracias a su lista de “deberes” para sus alumnos.

 

Cuando llega el verano, padres y alumnos se plantean el mismo dilema: ¿habrá muchos deberes? ¿Cómo hará el niño para disfrutar del verano y acabar la pila de deberes que los profesores le ponen para el tiempo estival? Por suerte para algunos de esos afectados, los deberes no serán un problema.

 

El “profe Manolo” ha dado a sus alumnos de 3º de primaria de un colegio de Sevilla una lista de tareas que todo padre y todo niño querrán cumplir. Son ejercicios claves para desarrollar la inteligencia emocional de los niños y aumentar sus experiencias asimilando al mismo tiempo (y sin que ellos sean conscientes) los conocimientos aprendidos durante el año.

Entre las cosas que el maestro les pide están: “visitar una ciudad o un pueblo que no conozcas” (para aprender historia y a relativizar sobre nuestra posición en el mundo), “aprender a cocinar algún plato, con algún adulto” (fortaleciendo los lazos afectivos al tiempo que se practican las matemáticas y la ciencia), “mirar las nubes y ponerles forma” (la creatividad juega un papel fundamental aquí), “aprender 3 chistes nuevos” o “hacer 2 amigos nuevos” (fortaleciendo así las relaciones sociales, interesándose por el otro trabajando la empatía y la aceptación).

La fantástica lista se ha dado a conocer gracias a la madre de una de las alumnas de Manolo, María Carmona Rubio quien, además de felicitar al docente por esta gran idea ha asegurado que “por primera vez en los años de cole, se disfrutarán los deberes y se harán todos de sobresaliente”.

Como no podía ser de otra forma, la publicación se ha convertido en viral y ya ha sido compartida por miles de personas. Algunas de ellas han decidido que usarán también esa lista con sus hijos en verano mientras que otras han compartido su experiencia con profesores tan enrollados.

La iniciativa no es nueva, en 2015 otro profesor, en este caso de Italia, dio a sus alumnos una lista de 15 tareas muy similares en las que además de explicarles qué debían hacer, el profesor les daba consejos sobre cómo afrontar las tareas. Entre las más destacadas, el profesor pedía a sus alumnos no preocuparse si en algún momento se serían solos o asustados. “El verano, como todas las grandes cosas, trastorna el alma. Intenta escribir un diario donde puedas escribir sobre tus sentimientos”, les decía.

Después de todo un curso de aprendizaje técnico y de datos, el verano se convierte con profesores así en un momento perfecto para reforzar la parte afectiva y emocional de los niños permitiendo que sigan siendo niños.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.