TRENTON MCKINLEY, EL “NIÑO MILAGRO” QUE “VOLVIÓ A LA VIDA”

Trenton McKinley estuvo muerto durante 15 minutos, y al que los médicos no daban ninguna esperanza pero que se ha recuperado casi por completo. 

 

El pasado mes de marzo Trenton McKinley sufrió un grave accidente en su casa en Mobile (Alabama). El remolque de carga en el que iba montado el niño de 13 años volcó y le cayó en la cabeza provocándole un trauma cerebral. Sufrió siete fracturas craneales y tuvo que ser sometido a varias cirugías para intentar salvar su vida. Entre esas cirugías su cuerpo se paró. En palabras de su madre Jennifer Reindl, “estuvo muerto durante 15 minutos”.

“Todo lo que vi fue una camilla con los pies colgando. Estuvo muerto un total de 15 minutos”. Y cuando los médicos lograron resucitarle, “dijeron que nunca más sería normal”. Aunque su cuerpo había vuelto a la vida, los médicos le diagnosticaron una muerte cerebral y le indujeron un coma para evitarle más sufrimiento. “Dijeron que los problemas de oxigenación serían tan malos para su cerebro que si lograba sobrevivir permanecería como un vegetal”.

Ante este panorama el hospital informó a los padres de la posibilidad de que la muerte de Trenton fuera clave para la vida de otros cinco niños. Les ofrecieron la posibilidad de donar sus órganos algo que su madre aceptó sin dudar.

Sin embargo, Trenton tenía otros planes. El día de antes de ser desconectado de las máquinas que le mantenían con vida su cerebro empezó a dar señales. “Sus signos vitales se dispararon”, en palabras de su madre. Empezó a respirar por sí mismo y en unos días ya podía formular frases enteras.

El niño ha explicado que lo último que recuerda antes del accidente es que se “golpeó la cabeza contra el asfalto y el tráiler aterrizó en mi cabeza. Después de eso no recuerdo nada”. Lo que sí recuerda, dice, es lo que vio durante este tiempo en el que no estuvo aquí. “Estaba en un campo caminando recto. Fue Dios, no hay otra forma de explicarlo. Incluso los médicos lo han dicho”.

A Trenton todavía le queda mucho camino que recorrer para recuperarse de las secuelas del accidente, que le han dejado un agujero en su cráneo que deberá cerrarse con más cirugías. Sin embargo el niño no ha perdido el sentido del humor.

Su madre ha iniciado una campaña para recaudar fondos y poder pagar así las costosas operaciones que han tenido que realizar.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.