UNA PAREJA ESPERA 9 AÑOS PARA ABRIR UN REGALO DE BODA

Cuando llevaban ya más de nueve años casados, Kathy y Brandon Gunn decidieron abrir el único regalo de su boda que todavía no habían abierto.

Kathy y Brandon Gunn se casaron el 1 de septiembre de 2007 y en su boda recibieron numerosos regalos que abrieron en seguida. Sin embargo, uno de ellos se quedó siempre en el armario del pasillo cerrado. Era una caja que les había dado la tía abuela de Kathy, Alison y que venía acompañada del siguiente mensaje: “No abrir hasta vuestra primera discusión".

Aunque la pareja reconoce que ha tenido “muchas discusiones, peleas y portazos durante estos 9 años” y que hubo ocasiones en las que los dos consideraron “rendirse”; pero ni siquiera en esos momentos abrieron la caja.

Dos años después de la boda, la Tía Alison preguntó a la pareja si ya habían abierto el regalo y al enterarse de que no lo habían hecho “nos miró como si estuviéramos locos”. “Mi madre me decía: ‘¿Y si hay comida? Pero le habíamos preguntado a Alison si había algo que caducase”, explicó a la cadena estadounidense ABC.

En un texto escrito por Kathy y compartido por la web Love What Matters, cuenta que la razón por la que no querían abrir la caja antes era porque “habría simbolizado nuestro fracaso”. Los padres de dos niños se definen como cabezotas y obstinados por lo que abrir la caja “habría significado que no tenemos lo que hace falta para hacer que nuestro matrimonio funcione”.

Durante todo ese tiempo además, temían abrir la caja demasiado tiempo y que en el futuro hubiera una peor para la que no tuvieran ningún tipo de “llave mágica para salvar un matrimonio”. “Pensábamos que la caja nos salvaría porque, después de todo, mis tíos abuelos llevan casados casi medio siglo”.

En cierto modo, la caja sí les salvó. “Nos enseñó sobre la tolerancia, entendimiento, compromiso y paciencia. Nuestro matrimonio se fortaleció al tiempo que nos convertíamos en mejores amigos, compañeros de equipo.”

El regalo contenía una pequeña clave para todas las discusiones que la pareja descubrió por el camino. Cuando decidieron abrirlo vieron dos copas de vino y productos para darse un baño relajante además de dos notas escritas a mano firmadas por la Tía Alison y dinero.

En la nota para Kathy su tía le pidiera que comprara una pizza, marisco o algo que les gustase a ambos y preparase un baño. A Brandon le pedía que cogiera flores y una botella de vino.

Al abrirla Kathy llamó a su tía para darle la noticia. “Le pareció asombroso, pensó que estábamos locos. Ella sabía que era un regalo especial, pero no se había percatado de lo importante que se había vuelto para nosotros.”

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.